Despacho Online 24h
Área cliente
08 Jul

Es verano, hace calor, y niños y mayores deseamos disfrutar con seguridad de las zonas comunes de los edificios de nuestras viviendas y apartamentos de playa. Pero aunque el estado de alarma ha finalizado, no así la crisis sanitaria debido al coronavirus. Por ello debemos seguir unas medidas en las zonas comunes de nuestro edificio como son el uso de mascarillas y distancia de seguridad en zonas comunes, así como unas medidas de prevencion en el uso de las piscinas comunitarias.

Independientemente de que cada Comunidad de Propietarios realice un protocolo interno de medidas en piscinas, zonas recreativas y deportivas, acorde a sus necesidades y características, existen unos mínimos que se deben cumplir para no caer en infracciones, e incluso, en posibles multas. Y sobre todo, para evitar rebrotes y hacer frente al virus.

Tras el fin del estado de alarma, se transfirió a las diferentes Comunidades Autónomas la gestión de esta “nueva normalidad”. Desde este post nos vamos a centrar en las medidas publicadas por la Generatilitat de la Comunidad Valenciana referente a las piscinas recreativas, donde se engloban las piscinas comunitarias.

Medidas de prevención contra el coronavirus en piscinas de las Comunidades de Propietarios en la Comunidad Valenciana

Las Comunidades de Propietarios de la Comunidad Valenciana se rigen por las medidas del Diario Oficial de la Generalidad Valenciana (DOGV), el ACUERDO de 19 de junio, del Consell, sobre medidas de prevención frente a la Covid-19. Compartimos las que hacen referencia a las medidas sobre las piscinas recreativas y que afectan a las piscinas comunitarias.

-Limpieza y desinfección de las instalaciones, especialmente los espacios cerrados como vestuarios o baños, con carácter previo a la apertura de cada jornada.

-Limpieza y desinfección de los equipos y materiales como vasos, cocheras, material auxiliar de clases, reja perimetral, botiquín, taquillas, etc…

-El aforo máximo permitido será de un 75% de la capacidad de la instalación, siempre que sea posible respetar la distancia se seguridad de 1’5 metros entre los usuarios. En caso contrario, se reducirá el aforo a efectos de cumplir con dicha distancia de seguridad.

-Si fuera necesario para garantizar que no se supera el aforo o la distancia mínima de seguridad entre las personas usuarias, se requerirá la concertación de cita previa. Si el uso habitual de la misma permite el control de aforo, este servicio no será necesario.

-Se podrá hacer uso de las duchas y de los vestuarios, hasta un máximo del 75% de la capacidad de uso de los vestuarios, garantizando en todo caso la distancia mínima de seguridad de 1,5 metros entre personas usuarias.

-No se podrá hacer uso de las fuentes de agua.

-Estas normas se aplicarán también a las piscinas de hoteles y alojamientos turísticos, y a las de edificios y urbanizaciones.

A partir de estas medidas mínimas, cada Comunidad de Propietarios acuerda un protocolo a seguir sobre el comportamiento y uso en las zonas comunes y piscinas de prevención frente al coronavirus, acordes a sus características y necesidades, para evitar posibles rebrotes y contagios. Todo ello sin perjuicio del cumplimiento de las normas de régimen interno del uso de piscinas en una Comunidad de Propietarios.

Ejemplo de Protocolo del uso de la piscina en una Comunidad de Propietarios:

-Los usuarios podrán acceder a la piscina siempre y cuando el aforo no esté completo del 75%.

-Una vez completo el aforo establecido, ningún usuario podrá acceder a la instalación hasta que no salgan otros usuarios.

-Queda restringida la posibilidad de invitar a familiares y amigos para el uso de las piscinas, al objeto de dar prioridad a los propietarios e inquilinos de la comunidad para hacer uso de estas instalaciones.

-Con carácter general, los menores de 12 años solo podrán acceder a la piscina acompañados en todo momento de persona mayor de edad que se responsabilice de la guarda y custodia de ellos.

-Es necesario mantener el andén perimetral libre como zona de paso.

No es posible el uso compartido de mobiliario comunitario (por ejemplo, sillas del club social).

-Queda prohibido colocar toallas en las vallas perimetrales para evitar contagios.

-Hay que respetar la distancia de seguridad de 1.5 en el recinto.

-Los comuneros que presenten síntomas compatibles con el COVID-19 no pueden acceder a la piscina.

-Deberá reforzarse la higiene personal de lavado de manos e higiene respiratoria.

-Los usuarios deberán hacer uso de los sistemas para la desinfección de manos situados a la entrada o a la pared más próxima de cada instalación.

-Es obligatorio ducharse antes de la inmersión en la piscina.

-Es recomendable lavar los trajes de baño y las toallas para eliminar todas las bacterias o virus.

-Se encarece respetar las observaciones de los socorristas, controladores o personal contratado, si los hubiese, que están autorizados para hacer las advertencias oportunas en caso de incumplimiento.

-Todos los propietarios que tienen las viviendas arrendadas han de trasladar a sus inquilinos estas NORMAS DE USO DE LAS PISCINAS E INSTALACIONES COMUNES, Y EXIGIRLES SU CUMPLIMIENTO

-Queda facultada la Junta de Gobierno de la Comunidad a realizar las advertencias oportunas a los usuarios que no cumplan con las presentes normas, y en caso de reiteración en los incumplimientos, se avisarán a las autoridades competentes

-Estás normas son de obligado cumplimiento y estarán en vigor en tanto en cuanto las normas legales y recomendaciones de las autoridades sanitarias sigan vigentes.

 

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies