Despacho Online 24h
Área cliente
08 Feb

¿Cuándo las terrazas son un problema de la comunidad de propietarios o del propietario de la vivienda?

Las terrazas son un elemento común de uso privativo y fuente de problemas como filtraciones y humedades, sobre todo si no se realiza un correcto mantenimiento. Y también son un centro de discusión sobre quién debe repararlas.

La clave está en que si lo que se trata es hacer reparaciones propias del mantenimiento de la terraza, será cuestión del propietario; pero si el defecto es estructural, si afecta a la propia configuración de la terraza como elemento de la construcción, debe ser reparado a costa de los fondos comunes.

Nueva sentencia

El Tribunal Supremo ha condena recientemente a una comunidad de propietarios a pagar los daños por las filtraciones en la cubierta de una terraza de uso privativo, por ser elemento común y el coste de la reparación de la tela asfáltica de aislamiento de la cubierta del edificio, origen de las filtraciones,  y que realizó el propietario de la vivienda el arreglo a su costa.

En su sentencia, el alto tribunal analiza a quién corresponde la responsabilidad de abonar las reparaciones cuando se trata de terrazas de uso privativo de un vecino que son al mismo tiempo elemento común por su carácter estructural de cubierta.

Cada caso debe ser estudiado: ¿Falta de mantenimiento o defecto estructural?

El tribunal señala que se debe determinar en cada caso la índole o la razón de la avería, de modo que si de lo que se trata es de hacer reparaciones propias del mantenimiento de la terraza será cuestión del propietario; pero si el defecto es estructural, si afecta a la propia configuración de la terraza como elemento de la construcción, debe ser reparado a costa de los fondos comunes.

Para el Supremo, las terrazas son elementos comunes por destino, lo que permite atribuir el uso privativo de las mismas a uno de los propietarios, pero “lo que no es posible, según nuestra jurisprudencia, es atribuir la propiedad exclusiva en favor de algún propietario de las cubiertas de los edificios, que no pueden perder su naturaleza de elemento común debido a la función que cumplen en el ámbito de la propiedad horizontal, y ello pese a que la terraza situada en la última planta del edificio se configure como privativa”.

Por ello, entiende que el hecho de que los daños que se causaron se deban al mal estado de la tela asfáltica, que asegura la impermeabilización del edificio, y que esta se encuentre situada bajo el suelo de la terraza que sirve de cubierta del edificio, determina su naturaleza común al ser uno de los elementos esenciales de la comunidad de propietarios, por lo que su reparación constituye una obligación propia de la comunidad.

Entonces ¿Cuándo debe hacerse cargo la comunidad  y cuándo el propietario de la vivienda?

El TS señala que en las terrazas que a su vez sirven de cubierta, si la filtración que causa las humedades se debe al mal estado de la estructura o forjado, si su origen es el desgaste de los materiales estructurales de la cubierta o de la impermeabilización que excluye un mal uso o la falta de mantenimiento del propietario a que está atribuido el uso, corresponde a la comunidad asumir el coste de la reparación.

Mientras que si este proviene del solado o pavimento, ya sea por el uso autorizado o por la falta de diligencia del propietario en su cuidado y mantenimiento, será éste quien esté obligado a la ejecución de la reparación.

¿Y en el caso de balcones o terrazas que no forman parte de la cubierta del edificio?

Las fachadas y balcones son elementos comunes de los edificios. Pero siempre hay que distinguir si la problemática reside en los elementos estructurales del balcón o en su falta de mantenimiento. Respecto a lo primero pertenecería a la comunidad, si en el Título Constitutivo no dice lo contrario, y a ésta corresponderá el costear las reparaciones, rehabilitaciones y todas aquellas actuaciones necesarias para su perfecto mantenimiento.

Por el contrario, el propietario que hace uso de él ha de responsabilizarse del suelo o solado del balcón, que es de su propiedad exclusiva, y de todas las medidas de mantenimiento.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies